Control de presión de los neumáticos

Control de presión de los neumáticos

Monitorización directa e indirecta de la presión de los neumáticos

El control de la presión de los neumáticos o de los sensores puede ser directo o indirecto a según de la legislación. Muchos OE (Automotive Original Equipment) han instalado un TPMS directo en su nueva estructura. Un sistema de TPMS directo utiliza un transductor de presión y de temperatura física, la cual suele ser una válvula montada o unida a la rueda que transmite información en tiempo real sobre la presión de los neumáticos al conductor del vehículo o a través del salpicadero o una luz de emergencia.

Los sensores son fabricados por compañías internacionales, como Pacific, Schrader, Continental, anteriormente VDO Siemens y Huf (ex Beru). No hay un protocolo estándar técnico común (físico, eléctrico o software) para los sensores, el OE y proveedores han generado una multitud de diseños de sensores.

Los fabricantes de EO han hecho grandes esfuerzos para adaptar los sensores en las plantas para garantizar que se encuentren en un ángulo recto durante la fijación y que sean correctamente sellados utilizando una llave de torsión para asegurar el cierre del sello. Estas prácticas aún no se han utilizado en el mercado post-venta del TPMS. Los OE realizan muchas pruebas eléctricas de TPMS, que aún no se han puesto en práctica en el mercado de accesorios para asegurar que los sistemas se montan correctamente antes de que los vehículos dejan garajes o revendedores.

Control de la presión de los neumáticos

Los sensores transmiten datos al UHF como el ID único del sensor, la temperatura, la presión, status de la batería (si aplicable) y otras informaciones de diagnostica. Estos datos se envían a la unidad de control electrónico (ECU) o un receptor específico en el vehículo. Estos vehículos que tienen pantallas gráficas de la posición de los sensores pueden identificar la rueda sobre la que se ha producido el problema.

Esta transmisión UHF puede ocurrir a intervalos periódicos: mientras el vehículo está en movimiento, inmediatamente y varias veces si hay una condición de baja presión en los neumáticos o puede ser inducida por una herramienta TPMS. Se requiere este último para forzar el sensor para transmitir las informaciones cuando el vehículo no está en movimiento.

Las variaciones típicas en las tecnologías eléctricas del sensor incluyen la activación a baja frecuencia (LF) usando las transmisiones ondas continuas o moduladas 125 kHz (o 309MHz). Algunos sensores también requieren un cambio forzado en la activación de la presión. Existen variaciones significativas en los niveles de potencia para la activación a baja frecuencia. La mayoría de los sensores tienen diferentes modos de prueba, de utilización de la planta, el transporte/almacenamiento, la conducción, etc. Todos ellos se activan utilizando diferentes modelos de baja frecuencia.

La activación del TPMS requiere una respuesta UHF que puede variar a según de la marca/modelo/año del vehículo y del tipo de sensor. Hay diferentes variaciones en la transmisión del contenido de los datos transmitidos a través de los diferentes sensores de fabricantes y para diferentes marca/modelo/año de los vehículos.

La frecuencia (315MHz, 433MHz, etc.), la modulación (AM, FM), el protocolo de comunicación (Manchester, PWM), nivel de potencia (baja potencia para Japón y otros países asiáticos) son sólo algunos de los cambios en UHF de salida. Informaciones OE específicas sobre el control de presión de los neumáticos en los vehículos asiáticos, americanos y europeos se pueden encontrar en nuestra página web dedicada al soporte OE para la monitorización de la presión de los neumáticos.

Las herramientas de Bartec tienen la posibilidad de trabajar con todos los más conocidos sensores OE y con todas las variaciones. Nuestro trabajo en la implementación y en la prueba de los TPMS en las plantas de ruedas y neumáticos de todo el mundo para apoyar nuestro liderazgo en el mercado de largo periodo y asegurar que el software sea fiable y probado.

En cuanto a las fechas de introducción de TPMS, hay que tener dos en cuenta:

El 1 de noviembre de 2012, con la introducción del artículo 13,1-13,4, que establece que todos los vehículos aprobados después de esa fecha deben haber instalado un sistema TPMS. Además todos los vehículos de nueva matricula después del 01 de noviembre 2014 deben tener un TPMS instalado. Para obtener más informaciones, consulte la sección de nuestro sitio legislación europea sobre TPMS.

Unit 9 | Redbrook Business Park | Wilthorpe Road | Redbrook | Barnsley | S75 1JN | United Kingdom

Llámenos al +44 (0)1226 770581
sales@bartecautoid.com

Company Number: 02719701
VAT Number: 590 8225 27

ISO 9001, ISO 14001 & ISO/IEC 27001